El proyecto se desarrolla en una edificación tipo nave industrial y consiste en la creación de un espacio para la diversión y el entretenimiento infantil. A pesar de que el cliente disponía de algunas ideas ya preconcebidas en cuanto a los tipos de actividades y organización de elementos, la propuesta planteada adaptó dichos conceptos para obtener una solución libre de restricciones más adecuada.

 

La idea principal del proyecto se basa en el planteamiento de dos “mundos”: infantil – adulto, que se trabajan en plataformas a diferente nivel, aprovechando el espacio diáfano y la doble altura del local. La zona para adultos es una extensión del nivel de la calle y en ella se proyectan el ingreso al local, la cafetería, el área de trabajo y otros usos auxiliares.  La zona infantil se desarrolla en un nivel elevado, materializado en una plataforma que aglutina todas las actividades de juego, generando un espacio continuo en el que existen depresiones (piscina de bolas, banco de arena, piscina de montaje), áreas planas de tránsito y actividades como la escalada y el acceso a un nivel superior, formado por un plano de red, a través de tubos tipo "gusano" del mismo material. Lo que se consigue con esta estrategia es relacionar visualmente ambos “mundos”, dando protagonismo a los niños, generando límites espaciales y visuales sin necesitar barreras arquitectónicas que limiten el libre uso del espacio.

Como hito importante y elemento de reclamo en el área infantil, se ubica una torre-mirador de dos alturas que articula la distribución de los diferentes espacios para juegos, sirviendo además para el acceso al nivel superior de malla, área de micro-teatro y dos tipos de toboganes, siendo el elemento central.

Para disfrutar de la espacialidad de la propuesta arquitectónica, puede visualizar las siguientes panorámicas web:

RENDER 360_01: https://bit.ly/2ISTdb3

RENDER 360_02: https://bit.ly/2C68Eac