El proyecto se ubica en una de las principales avenidas de Lima y en un área en la que las superficies verdes escasean. El edificio busca imponerse como "escaparate" cuyo propósito es el de generar "espacio público" y agregar área verde al entorno. Se trata de un inmueble pensado para el uso y disfrute de la población ya que en él se desarrollarán actividades de la vida cotidiana.

Además, se aprovecha el área libre de la azotea para la incorporación de energías renovables que faciliten la eficiencia y ahorro energético.