El encargo consistió en la asesoría para la concepción del proyecto y su desarrollo, así como el diseño de elementos específicos y su ejecución, coordinando también el desarrollo de las diferentes especialidades técnicas.

El área más compleja y representativa es el mezzanine, el cual se optó diseñar mediante una estructura metálica color blanco, elaborada en taller (predimensionada) para su posterior empernado en obra, acelerando así los procesos de ejecución e incrementando la calidad del producto terminado. La losa se ejecutó mediante placa colaborante, dejándose visible en su parte inferior.

​Esta doble altura permite generar dos ambientes diferentes simultáneamente: el espacio inferior, en el que se encuentran la recepción y la sala de espera para los adultos y el espacio superior, destinado al área de clases (yoga, baile) u otros usos, planteado con barras metálicas de colores que tienen doble función: seguridad y estética.

PROCESO DE OBRA

1/6